Header Ads

14 AÑOS DE LA BALACERA EN LA GARITA EN ACÁPULCO

Balacera entre narcos y policías en Acapulco; versiones contradictorias

Cuatro muertos y siete heridos, el saldo confirmado del enfrentamiento
Pistoleros abatidos portaban identificaciones de la AFI; son apócrifas, sostiene la dependencia

Cuatro pistoleros que portaban insignias de la Agencia Federal de Investigación (AFI) murieron, y cuatro policías municipales y tres transeúntes resultaron heridos, en un enfrentamiento ocurrido ayer en una populosa colonia de Acapulco.

En la ciudad de México, la Procuraduría General de la República (PGR) informó por conducto de la Dirección de Comunicación Social que en el tiroteo resultó muerto el director de la policía municipal de Acapulco, Pablo Rodríguez Cruz, y herido el subdirector de la misma corporación, Víctor Hugo López, pero las autoridades locales negaron el deceso del jefe policiaco. De confirmarse, serían cinco los fallecidos.

En el sitio del enfrentamiento -el entronque de las avenidas Cuauhtémoc y Farallón, en la populosa colonia La Garita- se recogieron cinco rifles AK-47 y dos AR-15, además de dos granadas de fragmentación útiles.

La balacera ocurrió después de las dos de la tarde, en un lugar donde hay tres escuelas, un mercado y un templo católico.

Los hechos, según la PGR
La PGR informó que el enfrentamiento se suscitó luego de que policías municipales marcaron el alto a una camioneta Liberty, cuyos ocupantes despertaron sospechas en los efectivos.

La versión, ofrecida -según Comunicación Social de la PGR- a partir de los informes proporcionados por la delegación de la dependencia en Guerrero, es que los uniformados tuvieron que repeler la agresión que iniciaron supuestos integrantes de una organización de narcotraficantes.

Casi a las nueve de la noche el delegado de la PGR, José Martín Godoy Castro; el gobernador de Guerrero, Zeferino Torreblanca Galindo; el procurador de justicia del estado, Eduardo Murueta Urrutia, y el secretario de Seguridad Pública local, Heriberto Salinas Altez, ofrecieron en Acapulco una conferencia de prensa conjunta.

La PGR identificó a tres de los supuestos narcotraficantes muertos como Israel Alejandro Hernández López, Humberto El Kalín Cortés Alvarez y Agustín Vázquez. Las credenciales de la AFI que portaban dos de los muertos, aseveró, son apócrifas.

Versiones extraoficiales de la policía indican que El Kalín era personero de Joaquín El Chapo Guzmán Loera. Entre sus pertenencias se encontraron 70 mil dólares y una ficha de depósito del banco HSBC por 200 mil pesos.

Godoy Castro informó que además fueron detenidos William Castillo Moreno, Eusebio Hilario Martínez y Víctor Hugo Sánchez Palacios, quienes fueron enviados a los separos de la Policía Investigadora Ministerial.

Una versión no confirmada indica que Castillo Moreno fue chofer del ex director de la Policía Judicial del estado, Jaime Figueroa, quien durante su gestión incumplió numerosas recomendaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Algunos de los heridos fueron identificados como Víctor Hugo López, de la policía municipal; el transeúnte Renato Rojas Rentería, y Hortencia Hernández, vendedora de flores.

Godoy Castro informó que casi 200 elementos de las policías Federal Preventiva, Investigadora Ministerial y Preventiva Municipal, así como del Ejército Mexicano, resguardan la zona donde ocurrió el encuentro armado.

Indicó que la dependencia a su cargo inició las averiguaciones previas 046/2006, por el delito de violación a la Ley Federal de Explosivos y Armas de Fuego, y PGR/GRO/ACALFAFE/ 051/ 2006.

Los hechos, según los testigos
Versiones recogidas en el lugar del tiroteo indican que dos camionetas Jeep Liberty tripuladas por al menos tres sicarios cada una se desplazaban a alta velocidad desde el acceso norte de la ciudad rumbo al centro.
Aparentemente una unidad -azul cobalto, placas de Guerrero- perseguía a la otra, blanca, con placas que no pudieron leerse debido a que se incendió. Ambos vehículos eran perseguidos por una patrulla de la policía municipal, cuyos ocupantes avisaron por radio al cuartel de la corporación, en el centro de la ciudad, desde donde salió a su encuentro un grupo, al frente del cual iba, a bordo de otro vehículo, el jefe policiaco Pablo Rodríguez Cruz.

El enfrentamiento se produjo en La Garita donde, de manera aún no esclarecida, uno de los vehículos de los sicarios se incendió, lo cual obligó a sus ocupantes a descender envueltos en llamas, circunstancia que fue aprovechada, no se sabe si por la policía o por sus rivales, o por ambos, para abatirlos. Los tres cayeron en torno del vehículo.
El conductor del otro automotor quiso escabullirse por una callejuela que desemboca en la avenida Cuauhtémoc, pero no llegó lejos. El hombre, que vestía un chaleco con las insignias de la AFI y tenía una identificación de esa corporación, malherido, logró abrir la portezuela sólo para caer muerto.

Sus acompañantes abandonaron la unidad y huyeron a pie, para dejar, metros adelante, dos rifles AK-47, cuernos de chivo, dos chalecos y credenciales de la AFI, firmadas por el ahora ex procurador general de la República Rafael Macedo de la Concha, las cuales son apócrifas, según el delegado de la dependencia federal.


Con la tecnología de Blogger.