Header Ads

ATENDERÁ EL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DE CAPACH DEMANDAS DE TRABAJADORES.

Las demandas de los trabajadores de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach) que ayer realizaron un paro de labores serán analizadas por el Consejo de Administración que a su vez también realizará las gestiones que sean necesarias para cubrirles los adeudos históricos que se tienen con ellos, aunque el organismo paramunicipal está imposibilitado financieramente para pagarlos, informó ayer el presidente municipal, Antonio Gaspar Beltrán.
Entrevistado poco después del mediodía de ayer, el alcalde capitalino recordó que la Capach está prácticamente en quiebra, ya que con los ingresos que tiene, debido a la cultura del no pago por parte de los usuarios, no alcanza a juntar los cinco millones de pesos que requiere para pagarle su salario a los empleados, además de que tiene también una deuda de 10 millones de pesos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por lo cual solicitó la solidaridad comprensión y sensibilidad de los propios trabajadores.

Tal y como lo habían anunciado, los empleados de la Capach se instalaron en paro de labores y cerraron las oficinas del organismo aproximadamente a las nueve de la mañana, sin embargo suspendieron el movimiento al cabo de unas horas, después de que directivos de la paramunicipal los atendieron y les prometieron que el Consejo de Administración de la Comisión atenderá la problemática por la que atraviesan y realizará las gestiones que sean necesarias para cubrir los adeudos históricos.

Comentó incluso que en el pasado reciente, el Consejo de Administración de la Capach nunca fue tomado en cuenta para la solución de la problemática que se presentaba en el organismo, por lo que ahora lo que se busca es reactivarlo y que tome las decisiones y no deje sola a la Dirección General. Es más, indicó que la intención del gobierno municipal a su cargo es ciudadanizar.

Los trabajadores exigen el pago de aproximadamente ocho millones de pesos en prestaciones que datan desde 2015.

Al respecto, Toño Gaspar insistió en que por la quiebra financiera en que se encuentra, la Capach está imposibilitada para pagar tales adeudos históricos, pero además consideró que las acciones que tomaron ayer los trabajadores del organismo en nada ayudan y, al contrario, agravan la situación, porque al cerrar las oficinas dejan de ingresar recursos.

En cuanto al adeudo que la Capach tiene con la CFE, el primer edil chilpancingueño refirió que eran 12 millones de pesos los que se le debían a la empresa paraestatal, pero después del corte en el suministro de energía eléctrica, el Ayuntamiento a su cargo abonó dos millones de pesos y eso permitió la reanudación del servicio y con ello que se pusieran en funcionamiento de nueva cuenta las bombas de los sistemas de captación.

Mencionó que con el fin de evitar nuevos cortes en el servicio de energía eléctrica a la Capach, en breve firmará un convenio con el gobierno del estado y eso le permitirá al Ayuntamiento cubrir el consumo a la CFE.

Finalmente, Toño Gaspar le expresó al gobernador Héctor Astudillo Flores su más amplio reconocimiento y agradecimiento por la solidaridad que ha mostrado su gobierno para con el municipio de Chilpancingo. (Baltazar Jiménez Rosales)

Con la tecnología de Blogger.